0 0
Rosquillas de Valdeolivas

Compártelo en tu red social:

O simplemente puede copiar y compartir este enlace

Ingredientes

Ajustar porciones/raciones:
1 Huevo
1 Aceite de oliva Taza
1 Azúcar Taza
1/2 Leche semidesnatada Taza
1/2 Anís Taza (Puede ser chinchón o aguardiente)
1/2 Naranja Zumo de naranja
1 Gasificante sobre
9 Harina de trigo Tazas (APROXIMADAMENTE)

Rosquillas de Valdeolivas

Tipo:
  • Postres
Cocina:

Saben a recuerdos

  • 40
  • Porciones/Raciones 25
  • Difícil

Ingredientes

Instrucciones

Compartir

Hoy comparto con vosotros la receta de las Rosquillas del Pueblo de mi abuela: Rosquillas de Valdeolivas

Rosquillas de Valdeolivas

Quizá también sea la receta de las Rosquillas que hacen en tu pueblo. Quizá también sean las rosquillas que hacen tus padres por Semana Santa, o tus abuelos. Quizá te trasladen al pueblo, a un recuerdo concreto. A un momento en familia, a una tarde de esas en las que lo tenías todo y eras rico sin saberlo.  A mi me trasladan a Valdeolivas, el pueblo de mis abuelos.

Quizá también leas la receta y digas, ¡Uy, pués mi madre les ponía esto también, o les añadía un toque de esto otro!

Seguramente sea así, cada maestrillo, cada cocinero, cada pueblo, las prepara de una forma deliciosa. Lo importante es que si con este post consigo trasladarte a ese recuerdo, sonrías.

Rosquillas del Pueblo

Rosquillas del pueblo

Y es que que a veces medimos las calorías de las Recetas, pero no medimos su importancia emocional. Para mí, estas receta, haberla conseguido gracias a las Redes Sociales, prepararla entre lágrimas recordando a mis abuelos, ha sido lo más bonito que he podido hace, culinariamente hablando.

Por unos segundos mi cocina olía a mi abuela. La imaginaba contándome chismes del pueblo, mientras me decía cómo tenía que hacer las rosquillas mientras ella las freía con su delantal puesto. Recordé las meriendas en el pueblo. Las reuniones familiares en su casa entorno a una bandeja enorme de Rosquillas, y cafés con leche en tazas de medio litro.

Pack Unidos - Trabajamos juntos por un mundo mejor

Rosquillas de mi abuela

Nunca tendré su toque para preparalas. Hacerlas sin ella no ha sido lo mismo. Ni han salido igual. Es como si ella tuviera un don, o yo muchas ganas de tenerla a mi lado dándome indicaciones. Si se que han salido muy ricas, demasiado. Saben a recuerdos.

Quedan esponjosas, con un ligero aroma a naranja y agua ardiente. Al comerlas se te esparrama todo el azúcar de fuera. Pero sobre todo, cada bocado, te provoca una sonrisa.

Gracias Abuelos por tanto. Esta receta os la dedico, allí donde estéis. Algún día, volveremos a merendar juntos.

Espero que disfrutéis esta receta de Rosquillas de Valdeolivas, un pueblito de Cuenca con mucho encanto.

De allí tengo otra receta, Las Palpartas, por si quieres echarles un vistazo también.

(Visited 774 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho
40

Receta de Rosquillas de Valdeolivas

En esta receta el huevo es el que marca las cantidades. Con un huevo salen unas 20 rosquillas. Si quieres hacer más, con dos huevos tendrás que multiplicar por dos las cantidades.

Como en la cocina tradicional no existían "básculas" esta receta se mide por tazas. Eso sí, la harina que os he puesto es aproximada. Ya que es el ingrediente que vamos a añadir al final "según nos vaya pidiendo la masa".

Pon todos los ingredientes, menos la harina, en un bol. Huevo, azúcar, aceite de oliva, anís, zumo de naranja, leche y el gasificante. Si no tienes gasificante, puedes sustituirlo por un sobre de levadura química.

Mézclalo todo bien. Ahora vamos a ir añadiendo la harina por tazas. Para que sea más fácil integrarla, y para añadir la harina justa hasta que la masa sea "moldeable" y nos e te pegue en las manos.
Comenzarás pudiendo remover con barillas, y terminarás teniendo que hacerlo con las manos, ya que es una masa densa.

Yo he necesitado unas 9 tazas de harina, más las pizquitas de amasar y poner en la base de la encimera para que no se me pegue.

Cuando tu masa ya no se te pegue en las manos y puedas darle forma, tu masa de rosquillas ya estará lista.

Darles forma de rosquilla es como jugar con la plastilina. La experiencia es un grado, como en todo, así que tampoco te castigues si no salen muy bien la primera vez. Da igual la forma, lo importante es que estén ricas.

Coge una porción de masa, dale forma de bola. Ponla en la superficie de la encimera y hazla un rollito. Une las dos extremidades lo mejor que puedas para que tengan forma de rosco y ves reservando en un plato o papel vegetal. Cuando ya tengas toda la masa hecha rosquillas, es el momento de freírlas.

Pon abundante aceite de oliva limpio en una sartén. Caliéntalo bien. Que se hagan por dentro, y no se quemen por fuera, va a depender de tu destreza con el fuego. Tiene que estar caliente pero que la rosquilla se haga despacito para que no se quede cruda por dentro y no se te queme.

Pon la rosquilla en el aceite, y deja que se haga por un lado y dale la vuelta. Unos cinco minutillos por cada rosquilla. Retíralas a un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite. Cuando ya puedas cogerla sin quemarte, rebózala en azúcar y ves colocándolas en un plato para hacer una deliciosa montaña de rosquillas.

Estas rosquillas aguantan bien un par de días. Asegúrate de que donde las vayas a reservar no les entre aire, que estén tapaditas, para evitar que se pongan como una piedra.

Como favor personal, solo te pido que las disfrutes mucho. Esta es una receta muy especial para mi. Espero que te haya gustado.

Opiniones de la receta

Aún no hay comentarios para esta receta, utilice el siguiente formulario para escribir su opinión
Merluza con chirlas
anterior
Merluza con chirlas
Receta de Pollo estilo KFC
siguiente
Receta de Pollo estilo KFC
Merluza con chirlas
anterior
Merluza con chirlas
Receta de Pollo estilo KFC
siguiente
Receta de Pollo estilo KFC

Añade tu comentario