0 0
Palpartas

Compártelo en tu red social:

O simplemente puede copiar y compartir este enlace

Ingredientes

Ajustar porciones/raciones:
350 Harina de trigo gr
5 Levadura de panadería gr
225 Agua ml (templada)
5 Sal gr
Azúcar Al gusto

Marcar esta receta

You need to login or register to bookmark/favorite this content.

Palpartas

Tipo:
  • Postres
Cocina:

Mi más bonito recuerdo culinario

  • 135
  • Porciones/Raciones 13
  • Medio

Ingredientes

Instrucciones

Compartir

La receta más especial para mi, la receta de las Palpartas

Palpartas

Esta receta es especial para mi porque es lo primero que cociné de pequeña y con la mejor maestra, mi abuela Paca.

Es todo un reto subir esta receta porque me emociono cada vez que la hago. Mi abuela ya no está con nosotros, pero se que cada vez que hago esta receta ella me acompaña. Me pongo nuestra foto y me acuerdo de todos los consejos que me daba para hacerlas. Las risas que nos echábamos preparándolas y sus grandes y valiosos consejos.

Aprendí a cocinar en Valdeolivas, el pueblo de mis abuelos, y allí, en la cocina del pueblo, es donde me dejaron ponerme manos a la masa por primera vez. Mi abuela me levantaba temprano y me decía: Si quieres palpartas tienes que levantarte ya, e ir a la tahona. Por aquel entonces la masa la comprábamos y después le dábamos forma en casa. Porque realmente la masa de palpartas es la masa sobrante del pan. Y es que antes no se tiraba nada, algo que me encantaría que se recuperara. Porque las sobras son manjares si sabes cómo transformarlas.

Los domingos eran más disfrutones si empezaban con palpartas. Con el olor a leche calentada en cazo y con delantales manchados de harina.

No todos los domingos las comía… solo si no estaba castigada por trasto. Y es que los veranos en el pueblo eran lo mejor del mundo. Por aquel entonces era rica y no lo sabía, lo tenía todo, pero, como cualquier adolescente/niña, hacía mis trastadas y no valoraba tanto pasar tiempo de calidad con los míos. Llegaba tarde, salía cuando no debía y comía más chucherías de las que debía. Pero mi abuela siempre me perdonaba todas mis trastadas y lo arreglábamos haciendo este delicioso dulce, de buena mañana, para que cuando se levantaran los demás, pudiéramos desayunar todos juntos.

Cocina tradicional

Mi abuela era una maestra en la cocina tradicional y casera. Cocinaba fenomenal y siempre hacía comida de más porque estábamos muy delgados, o eso decía ella.

Foto con mi abuela Paca

En su casa siempre olía a comida. A comida rica y deliciosa. No recuerdo ir un día a su casa y que no tuviera comida para que yo me quedara con ellos a comer.

Un día, ya de mayor yo, para su cumpleaños, decidí hacerle un regalo diferente. Aprendí hacer yo la masa de las palpartas y se la llevé, como hacía de pequeña, para estirarla y freírla con ella.

Mi abuela me dijo que había superado a la maestra elaborando la masa casera, pero yo aún no lo creo. Ella era la maestra de esto y de todo para mí. Todavía recuerdo la destreza con la que estiraba la masa, incluso usando las rodillas y los puños de las manos, mientras controlaba la leche en el cazo para que no se saliera y a la vez vigilaba el aceite para que no se le quemara. Maestra, te echo de menos.

Así que pidiéndole disculpas a mi abuela por adelantado, en caso de no daros todos los detalles o consejos como ella lo haría, he querido compartir esta receta tan especial para mi con vosotros.

Algunos me habéis dicho otros nombres de este dulce por las redes sociales, los nombres con los que se conoce en vuestros pueblos o ciudades. Yo siempre las he conocido por Palpartas, así que así las llamaré en este especial post. ¡Espero que os gusten!

 

(Visited 1.709 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho
120

Preparar masa

Hacer la masa no lleva mucho tiempo, pero después hay que dejarla levar.

En un bol grande de cristal añade el agua templada y la levadura. Remueve bien para que se disuelva esta última. Una vez hecho esto, agrega la harina y la sal y mézclalo todo bien. Como te sientas más cómodo, con las manos o con una cuchara de madera. La cuestión es que la masa quede bien mezclada. Ahora no hay que amasar ni nada. Solo mezclar bien. Una vez hecho esto, te quedará una masa 'parducha' incluso algo fea, pero no te preocupes, ya se pondrá bonita. Tápala con film transparente o pónle un paño por encima, y déjala en un sitio donde no haga ni mucho frío ni mucho calor. El sitio ideal, o lo que hago yo, es dentro del horno, pero apagado disfrutón. Hay tienes que dejar la masa mínimo un par de horas, hasta que duplique su volúmen. Puedes incluso hacerla la noche anterior para tenerla lista para el desayuno. Mínimo son dos horas, pero puedes dejarla hasta un día completo.

2
Hecho
15

Estirar y freír las palpartas

Con esta receta salen entre 13 y 16 palpartas, depende de lo que las estires y el tamaño con el que las hagas.

Como ves tu masa ha duplicado su volumen. Sácala del bol y ponla en una superficie enharinada, para que no se te pegue. Vamos a amasarla un poco con las manos. Estira las esquinas hacia el centro y empuja con el puño de las manos haciéndola rodar. Repite varias veces y volea tu masa. Para que quede estiradita, lisa, uniforme y bonita.

Ahora coge porciones con la mano y estírala con los dedos, ayudándote de la gravedad. para hacer pequeñas porciones de masa estiradas, como si fueran discos. Procura que no se rompa la masa, aunque eso le dejará agujeritos a tus palpartas, tampoco pasa nada. Si quieres, para darles forma, puedes ayudarte del puño de la mano. Te la pones sobre los nudillos y estiras con la otra mano. Así lo hacía mi abuela, así lo hago yo y cada vez que lo hago la recuerdo con cariño.

Una vez estiradas, en una sartén pon abundante aceite de oliva. Cuando esté caliente, añade una a una las porciones de masita estiradas. Deja que se fría por los dos lados, hasta que esté doradita, y retira a un papel absorbente. Ponle azúcar por encima al gusto, cuando aún estén caliente, y repite la operación apliándolas como si se tratara de una torre. Cuando termines con las porciones de masa, tendrás listo el desayuno más disfrutón de la historia.

¿Te animas a preparárlas?

Opiniones de la receta

Aún no hay comentarios para esta receta, utilice el siguiente formulario para escribir su opinión
Perritos Calientes al horno
anterior
Perritos Calientes al horno
Empanadillas de palomitas
siguiente
Empanadillas de palomitas
Perritos Calientes al horno
anterior
Perritos Calientes al horno
Empanadillas de palomitas
siguiente
Empanadillas de palomitas

Añade tu comentario